lunes, 6 de abril de 2015

Anoche me fui a dormir, me acosté mirando a un lado, como de costumbre, cerré los ojos y empecé a imaginarte frente a mi. Imaginaba las cicatrices en tu cara, el contorno de tus ojos, la forma de tu nariz, tu frente, como se sienten tus labios, como se ven tus cejas, la manera en que se acomoda tu pelo, como se siente el vello creciendo y  tu barba ya crecida. Imagino tu mirada, como se siente el calor de tu cuerpo,  el sonido de tu respiración y tu latir en la mano que tengo sobre tu pecho. Todas las noches estoy contigo mientras las lágrimas caen sobre la almohada hasta lograr dormir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario