lunes, 9 de noviembre de 2015

No te despidas. No quiero un "hasta mañana". Por favor no cuelgues el teléfono está vez, quiero escucharte aunque sea un poquito más, aunque sea tan sólo tu respiración. Quiero sentir que estoy donde estas, que tu voz viene a mi oído mientras me abrazas por detrás y me susurras todo lo que dices al teléfono. No cuelgues, quiero sentirte cerca aunque sea en mi imaginación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario